contrato laboral contrato prestación de servicios
Una reconocida frase de Walt Disney dice que los grandes logros de cualquier persona generalmente dependen de muchas manos, corazones y mentes. En Doclick, ¡estamos convencidos de esto! 

La única forma de que las empresas lleguen lejos es impulsándose en personas talentosas, apasionadas, que se complementen entre sí para crear cosas maravillosas y obtener resultados extraordinarios.  

Sabemos que muchos de ustedes están deseando empezar a formar o fortalecer sus equipos de trabajo este año y, por esa razón, queremos enseñarles las modalidades que existen para hacerlo y algunos tips para que puedan lograrlo de una forma segura, tanto para sus empresas, como para sus nuevos integrantes. 

1. Importancia de un contrato escrito

Lo primero que debes tener claro es que si bien un contrato verbal es totalmente válido en Colombia, es muy importante tener con tus empleados o contratistas contratos por escrito. ¿Por qué? Estos permiten establecer, de forma clara, los términos en los que se desarrollará el vínculo entre las partes, así como los derechos y obligaciones de cada una. 

Además, en el contrato escrito es posible regular temas que son muy difíciles o imposibles de reglamentar a través de un contrato verbal, como por ejemplo: cláusulas de confidencialidad, compromisos de exclusividad o no competencia, periodos de prueba, entre otros. 

¡Esto genera transparencia y evita conflictos futuros!

2. Diferencia entre un contrato laboral y uno de prestación de servicios

También es importante que tengas clara la diferencia entre los contratos laborales y de prestación de servicios. ¿Cómo así?, ¿no son lo mismo? No, en los contratos laborales:
Ejemplo: Coordinador de ventas vinculado a tu empresa.

Por el contrario, en los contratos de prestación de servicios:
Ejemplo: Freelance de marketing digital.

¡Ambos contratos tienen finalidades distintas y pueden usarse dependiendo de las necesidades de cada empresa!

3. Tipos de contratos laborales según su duración

Finalmente, nos gustaría que supieras que los contratos de trabajo pueden ser de tres tipos, según su duración: 

Contrato a término indefinido es aquel que no tiene un plazo de terminación determinado, es decir, no es posible saber cuándo se terminará exactamente. Se recomienda para relaciones que se esperan sean de largo plazo. 

Este tipo de contrato podrá terminarse, sin lugar a indemnización, solo cuando se termine por justa causa. En caso de terminarse sin justa causa, deberá pagarse al empleado una indemnización que se calcula con base en el tiempo que el empleado estuvo vinculado laboralmente.

Contrato a término fijo es aquel que tiene un plazo determinado, como por ejemplo, dos meses, seis meses, un año, etc. 

Este tipo de contrato podrá terminarse, sin lugar a indemnización, cuando se termine por justa causa o por vencimiento del término pactado. En caso de terminarse sin justa causa, de manera anticipada, deberá pagarse al empleado una indemnización que se calcula con base el tiempo que faltaba para que se terminara el contrato.

Contrato por duración de obra o labor es aquel que dura el tiempo que se tarde la construcción o ejecución de un proyecto, actividad, obra o labor determinada. Este tipo de contrato podrá terminarse, sin lugar a indemnización, cuando se termine por justa causa o cuando termine la actividad contratada. 

En caso de terminarse sin justa causa, de manera anticipada, deberá pagarse al empleado una indemnización que se calcula con base el tiempo que faltaba para que se ejecutara la actividad contratada.

¿Ya tienes claro cómo vas a contratar el próximo integrante de tu equipo?

A tráves de nuestro WhatsApp podrás solicitar la creación de los contratos laborales y de prestación de servicios que necesites para llevar a tu empresa a otro nivel este 2022

¡Escríbenos! WhatsApp Doclick: 3103836541

¡VAMOS SEGURO, PORQUE VAMOS LEJOS!